Avisar de contenido inadecuado

Capìtulo 11

{
}

Capítulo - 11 -

Ella iba saliendo de aquella habitación y se encontró con la Doctora.

- ¿Quién es usted? ¿Es familiar de ese hombre?- Dijo la Doctora - Porque no puede estar aquí.

- Perdone, yo suelo visitar a los enfermos diariamente pero no causaré problemas, se lo prometo

- Que sea la última vez que te vea por esta área. Está prohibido

- ¿Usted es?

- La Doctora Park SoHee ¿Y tú quien eres?

- Trabajo en la cafetería. Es extraño, conozco a todos los doctores pero a usted nunca la he visto.

- Llegué de América.

- Ah, entiendo. Con su permiso – Lucy sale definitivamente de observación.

¡Qué raro! Esa extranjera puede hablar muy bien nuestro idioma.

Lucy fue a buscar a Sang y lo encontró en su oficina.

-Entras a este consultorio y lo iluminas todo – Dijo Sang – casi me quedo ciego con tu luz.

- ¿Hay muchas tinieblas en este lugar?

- A la verdad es que así era mi vida hasta que tú llegaste – Sang suspira y le da un cálido abrazo pero Lucy interrumpe tan emotivo momento haciendo una pregunta que lo incomoda

- ¿Conoces a la Doctora Park SoHee?

- ¿SoHee? – Sang se pone extrañamente nervioso de tal modo que parecía tartamudear- Ah cierto, ya regresó de América. ¿La has visto?

- Si, no tuve un encuentro muy agradable con ella. No me dejó seguir visitando a los enfermos.

- ¿Se incorporó tan rápido?

- Incluso creo que todos la esperaban pero ella ya había llegado. Es muy bonita como me habían dicho.

- No más que tu.

- Ah pero te pusiste nervioso cuando te la mencioné ¿Hay algo que quieres contarme?

- No – nervioso – Es solo una compañera de trabajo ¿Estas celosa? – Sang coloca sus dos manos en el rostro de Lucy para besarla justo en el momento que alguien entra a su consultorio y los sorprende

- Disculpen, es que estaba la puerta entreabierta - Dijo Park SoHee -inmediatamente se separaron y Lucy salió de prisa del consultorio sin decir una palabra.

- ¿Es tu amante? – Preguntó SoHee con mucha intriga.

- ¿Qué demonios estas haciendo aquí? - Preguntó Sang.

- Solo vine a saludar a un viejo amigo ¿Me extrañaste?

- ¿Por qué regresaste? ¿No fue suficiente lo que le hiciste a Min Woo? Sin olvidar que a mi también me hiciste mucho daño.

- ¿Así me recibes después de tres años? – le guiña el ojo -

 También te quiero Sang – SoHee se voltea y sale del consultorio.

En horas de la noche Choi Eun Sun llega al hospital a buscar a Lee Yong Jae pero lo consigue todavía durmiendo pero ella comenzó a llorar al observar detalladamente su rostro y ver que había fuertes hematomas y ver un área de su rostro con una herida abierta.

- Despierta Yong Jae ¡Despierta! - Dijo Choi Eun Sun mientras lloraba, tomaba su mano y la presionaba fuertemente, y entonces el despierta enseguida

- ¡Si que eres muy ruidosa! – Dijo Lee Yong Jae un tono de voz muy débil – Tenías razón… Yo también.

- ¿Tu también que? ¿Te dolió mucho la golpiza? Mira como dejaron tu hermoso rostro esos animales. Quisiera matarlos.

- ¡Vi a Grace!

- ¿Qué? – Dijo Choi Eun Sun un poco asustada.

- Aluciné- Creo que fue el tratamiento.

- Ah - Dijo Choi Eun Sun y con una profunda exhalación de alivio.

- Me imagino que así fue contigo. Discúlpame por llamarte. Se que tienes mucho trabajo, es que no quise llamar a mi familia para no preocuparlos, ellos ya tienen suficientes problemas. Te llamé a ti porque necesito que me ayudes a salir de aquí.

- Tus padres no pueden verte así.

- ¿Tienes un espejo?

- Oh, Sí, permíteme- ella busca dentro de su cartera- Te sugiero que te lo tomes con calma.

- Por la cara tuya y la de la doctora se que se mi rostro no está bien- el extiende su mano y Choi Eun Sun le entrega el espejo.

- Hubiera sido mejor que esos hombres me golpearan hasta morir.

- ¿Que cosas estás diciendo? Deja de portarte como un egoísta. Piensa en tus padres, en tu familia, en mí… Quiero que vivas y tengas una larga vida, quiero verte feliz.

- Gracias Eun Sun por esas palabras. Estas volviendo a ser tú. Ya no actúes mas como Grace.

- ¿Por qué dices eso?

- Te vistes como ella, te estabas comportando como ella, te quedaste con su trabajo, Perdóname la honestidad.

- Me siento incomoda escuchando, no digas nada más y déjala ir.

- No puedo hacerlo y tu no me estás ayudando – llega la doctora SoHee y se acerca a donde estaban ellos.

- ¿Es su familiar? Preguntó a Choi Eun Sun

- En la tarde me llamó la Doctora Park informándome acerca de el.

- Yo soy la doctora Park SoHee, cirujana plástica.

¿Cirujana Plástica? Dijeron ambos sorprendidos.

- ¿Lee Yong Jae necesita cirugía?

- Será necesario, al menos que quiera quedarse con la cara marcada – Explicó la Doctora

-  Haga lo que sea necesario, ese rostro debe quedar perfecto otra vez- Dijo Choi Eun Sun con angustia

- ¿Y donde me dejan a mi en todo esto? Se supone que yo soy el paciente, me están ignorando.

- ¡Discúlpeme! Tiene razón. Si me permite, mañana puedo hacer la cirugía, cerraré esa herida y no quedará esa cicatriz.

- Me da igual

- ¡Lee Yong Jae! – Dijo Choi Eun Sun alarmada– Doctora ¿Es posible que la golpiza le haya afectado el cerebro?

- No vi síntomas pero mañana tenia pendiente hacerle una tomografía para descartar algún otro problema – Dijo la Doctora SoHee.

-  Lee Yong Jae, tienes que hacértela ¿Qué le vas a decir a tus familia cuando te vean así? – Replicó Choi Eun Sun – Le vas a causar un gran dolor ¿Quieres que sufran por ti? Yo creo que no… Acuérdate también de tus estudiantes.

El finalmente accedió a hacerse la cirugía muchos intentos fallidos de la doctora Park y de Choi Eun Sun.

Lucy salió del Hospital hacia la parada de autobuses y  Min Woo sale corriendo detrás de ella hasta que logró alcanzarla.

- Te estuve buscando- Dijo agitado- ¿Dónde te habías metido?

- Estás sudando – saca un pañuelo y lo pasa lenta y  cuidadosamente por el rostro de Min Woo. El estaba embelesado por ese detalle de Lucy para con el, cada vez más los latidos de su corazón se intensificaban, queriendo detener el tiempo en ese solo instante.

- ¿Tienes que decirme algo importante? – Preguntó Lucy

¡Si! Vamos juntos en mi auto al ‘El Refugio’

¿Pasa algo? No te veo muy bien - Dijo Lucy

- En casa te contaré.

Cuando llegaron a ‘El Refugio’ Min Woo comenzó a sentirse mal.

- Tengo mucho frio- Dijo.

- ¡Estas ardiendo!- pone su mano la frente de el- Acuéstate en el sofá, voy a preparar un té ¿Qué puedo hacer para bajar tu fiebre? Tú eres doctor.

- Hielo y un pañuelo, ponlo en mi frente – Contestó Min Woo casi sin fuerzas-

¿Cómo pudo ocurrir tan de repente? Se preguntaba Lucy – Estaba bien en el auto, bueno lucía un poco pálido pero…

Ella lo atendió  toda la noche quedándose en un banca al lado de el. Lo arropó, le dio de tomar el té, también colocaba paños de agua fría en su frente y los cambiaba las veces que eran necesarias.

- Se ve tan frágil así. Parece un niño. – Dijo Lucy susurrando - Un niño muy tierno ¿Por qué de repente siento estas ganas de llorar? ¡Min Woo! –Comienza a llorar- No me dejes sola - Decía estas palabras y sus lagrimas comenzaron a recorrer desmedidamente su rostro apoyado al pecho de el.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Capìtulo 11

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre