Avisar de contenido inadecuado

Capítulo 12

{
}

Capítulo - 12 -

Finalmente el sol dio su luz y su calor. Lee Yong Jae estaba siendo preparado para someterse a la cirugía plática para borrar la cicatriz de su rostro. Era la primera cirugía de la doctora Park SoHee después de tres años de estar fuera del país.

- Tranquilo Yong Jae. Vas a salir muy bien de esa cirugía y serás tan guapo como antes – el voltea la cara- ¡Oye! Te lo digo como amiga, no me vayas a malinterpretar – Dijo Choi Eun Sun.

Lee Yong Jae entró al quirófano y ella se dirigió a la cafetería a tomar un café.

- Buenos días ¿Hay alguien aquí? – enseguida sale la Señora Seo.

- Estaba preocupada porque no… Ah, disculpe señorita creí que era mi empleada, tienen la voz parecida – Dijo.

- No se preocupe – Me da un café bien cargado. Uh, esos pastelillos se ven deliciosos, quisiera probar uno – la Señora Seo le sirve el pastelillo y Choi Eun Sun disfrutó mucho comerlo - Sabe delicioso su pastelillo.

- Oh, Lo hizo mi empleada ayer. Le enseñé a hacerlos, sin embargo ella le hace unas figuras muy bonitas, es muy creativa.

- Si, esas figuras me llamaron mucho la atención, además son muy coloridos – Dijo Choi Eun Sun.

Lucy permaneció despierta sin dormir ni un minuto. Min Woo comenzó a abrir poco a poco sus ojos a tempranas horas de la mañana.

- No fue en sueño – Dijo-

- No hables tanto, todavía tienes mucha fiebre - Dijo Lucy con mucha preocupación.

- Estás a mi lado. Dijo Min Woo con voz debilitada - Quédate así – pone su cálida mano encima de la de ella.

- Voy a llamar a Sang para que te lleve al hospital. Yo no pudo manejar.

- No quiero que lo llames. Te prometo que me voy recuperar. Este lugar es milagroso -

- Tu fiebre no baja

- Bajará, solo permanece a mi lado.

La intervención quirúrgica que le realizó Park SoHee a Lee Yong Jae tuvo un tiempo de duración de una hora. Choi Eun Sun tenia mucha confianza en que el estaría en mejores manos y esperó con mucha calma. Al final de la tarde salió la doctora a dar la noticia.

- La cirugía fue éxito – en cuestión de días será como si nada sucedió.

- Gracias – Dijo Choi Eun Sun muy emocionada – Desde un principio sabia que lo lograrías, me han dicho que eres la mejor.

- Solo hago mi trabajo- En estos momento Lee Yong Jae está siendo trasladado a una habitación pero solo será por esta noche, mañana le daré de alta, podrá irse y recuperarse en casa.

Lucy abre los ojos y se da cuenta que está en la cama de la habitación, alza su mirada y ve a su lado a Min Woo, e inmediatamente se levanta agitada.

- ¿Cuándo llegué hasta aquí? ¡Min Woo! – se le acerca para revisar si todavía tiene fiebre - Ha bajado un poco – Min Woo está dormido, yo estaba a su lado ¿Es posible? – Decía Lucy hablando sola.

Ella se dirige a la cocina y le prepara una sopa que el mismo le enseñó a hacer para que se reponga.

- Sopa, tienes que sanar a Min Woo ¿All right? – Dijo Lucy- ¿All Right? Que palabra tan rara pero la entendí. Supongo que así hablan en donde vivía – suena su celular.

- ¿Por qué no viniste a trabajar? – Preguntó Sang fríamente

- Se saluda primero. ¡Hola Lucy!

- Te he estado llamando y al fin me contestas. ¿Están en tu casa?

-  Si porque Min…- Dijo Lucy.

- ¿Min Woo? ¿Estas con el? El Tampoco vino a trabajar – Dijo Sang con desbordante ir ¿Qué está pasando entre ustedes?

- Min Woo está enfermo

- ¿Y por qué no viene al hospital?

- No te enojes, el tiene mucha fiebre pero no quiere ir a ningún lado.

- Ok pero ¿Tu eres doctora? Dame la dirección de tu casa, iré de inmediato.

- No puedo dártela. Ya te lo había explicado antes

- Ah, están en la casa misteriosa…. ¿Y si no mejora y se muere? – Dijo Sang

- Deja de decir tonterías – le corta la llamada y le saca la batería al celular – Este lugar estará a salvo y Min Woo se va a curar

Sang estaba que echaba fuego de lo enfurecido que estaba y tiraba las cosas de su escritorio incluyendo su celular que lo lanzó a la pared produciendo que se reventara. 

Lucy despertó a Min Woo para que comiera

- Esta sopa es milagrosa. Debes comértela sola

¿Por qué milagrosa? Umm, pero no quiero comer - Dijo Min Woo haciendo puchero.

- Porque tiene toda mi fe. Si yo creo entonces todo es posible – Dijo Lucy.

- Entonces comeré un poquito

- ¿Poquito? Te la vas a comer toda.

En la noche fría del hospital Choi Eun Sun esperaba en la habitación ansiosamente -  Lee Yong Jae despierta con una leve sonrisa.

Al fin despertaste – Dijo ella con una enorme sonrisa en su rostro y sus ojos le brillaban como dos luceros.

- Gracias por preocuparte. Este será nuestro secreto, nadie debe saber, en especial mis padres, que me hice una cirugía de emergencia.

- Esta bien pero ¿Qué les dirás cuando te vean con  esa venda en tu cara? Y tienes que justificar el día de ayer y el de hoy.

- Por eso no te preocupes, yo les dije que tena que venir a Incheon por unos días, sin embargo tienes razón y no puedo regresar a casa hasta que mi cara esté totalmente recuperada porque seria en vano todo esto.

- Si quieres te puedes quedar en mi casa por unos días.

- Ni pensarlo. Me quedaré en esta cuidad unos días hasta que no se me vean rastros de nada.

- Hace un rato cuando la doctora nos mostró pude notar que quedaste casi perfecto. Pronto volveremos a casa.

- Tu tienes que ir trabajar, se como se trabaja en esa empresa y ya has perdido casi dos días.

- Yo soy la que doy los permisos, estaré fuera hasta que yo quiera. No te preocupes por eso. Ahora la jefa soy yo.

Desde los alrededores de ‘El Refugio’ por las noches se podía contemplar una hermosa vista a las montañas que eran alumbradas por la luna y las estrellas del cielo, esa noche brillaban como nunca antes aunque para Lucy era la primera vez que las veía con tanta atención mientras estaban sentados uno al lado del otro  apreciando tan espectacular vista.

- Esto es hermosísimo – Es una increíble sensación- Dijo Lucy suspirando y viendo fijamente a las montañas

- Si, es hermosa – Dijo Min Woo mientras la veía sin que ella se diera cuenta porque su mirada estaba concentrada hacia las montañas- Me gusta mucho lo que veo y cada minuto que pasa la amo más – en ese momento Lucy voltea a mirar a Min Woo y le sonríe.

- A mi también me gusta mucho.

Ambos regresaron a casa a descansar, debían trabajar al día siguiente, Min Woo había mejorado desde la tarde y en la mañana del siguiente día se había recuperado totalmente y estaba listo para incorporarse al trabajo al igual que Lucy.

- No deberías ir a trabajar

- El deber me llama… Estoy bien gracias a esa sopa milagrosa- El desayuno estuvo delicioso también, yo no te enseñé a preparar esos pastelillos- Dijo Min Woo.

Ellos se fueron juntos al trabajo sin imaginarse las sorpresas que le traería el día a cada uno. Lucy se fue a la cafetería y a Min Woo lo estaban esperando en su consultorio

 - Tengo tres días esperando por ti pero prefiero eso a estos  tres años de estar lejos de ti – Dijo SoHee dejando a Min Woo anonadado al escuchar esas palabras.

Choi Eun Sun se dirige a la cafería. Lucy está limpiando la parte de debajo de la vitrina.

- Señora – Dijo Choi Eun Sun viendo que está limpiando la vitrina - Quiero otro un café bien cargado, y dígame ¿Vino la chica de los pastelillos?

{
}
{
}

Deja tu comentario Capítulo 12

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre